domingo, 18 de mayo de 2008

El libro del mes: "A Sangre Fría", de Truman Capote (1966)

La obra que dio origen a un nuevo género literario: la novela de No-Ficción

Muchos han sido los escritores y autores que, con algunas de sus grandes obras, han impregnado el panorama literario de la primera y segunda mitad del siglo XX, enriqueciendo el arte de la escritura y ejerciendo unas sólidas influencias en los autores del mañana.

James Joyce, E.M. Forster, Vladimir Nabokov, Huxley......son solo algunos de los autores que han contribuido a esta difícil tarea, demostrando ser auténticos maestros del arte de la pluma desde sus mismos comienzos, escribiendo tanto ensayos como pequeñas historias, tratando acerca de la sociedad y de los problemas de su tiempo y asentando unas sólidas bases que ayudarían a definir (al menos en parte), el sentido de la literatura actual.

Pero de entre todos estos autores, hay uno en particular del que me gustaría hablar en esta ocasión, un autor que a pesar de haber sido a veces olvidado y repudiado por una parte bastante importante de la comunidad literaria, su obra ha seguido manteniendo el puesto honorífico que se merece durante todos estos años, evidenciándose en los miles y miles de lectores que aún hoy en día disfrutan con la lectura de sus escritos: Truman Capote, uno de los más importantes, decisivos e influyentes autores del segundo tercio del siglo XX.

Este excéntrico escritor, nacido en Nueva Orleáns un 30 de Septiembre de 1924, ya se distinguió por ser un acérrimo y empedernido lector desde una temprana edad, demostrando tener unas increíbles dotes y una pasión enorme por el periodismo, faceta que le llevaría a trabajar desde su adolescencia en diversos periódicos y revistas (llegando incluso a ser crítico de cine en muy diversas ocasiones). Pero no es hasta el año 1948 cuando publica una de sus primeras y mejores novelas, la conocida “Otras voces, otros ámbitos”, una desgarradora obra que nos relata las vivencias de un niño llamado Joel Knox, el cual acaba de perder a su madre con tal solo 13 años, viéndose obligado a ir a vivir con su padre a una zona rural del estado de Alabama. Es aquí donde podemos ver uno de los mejores ejemplos del género literario que lleva por nombre gótico sureño, un estilo muy poco común y que solo podemos encontrar en la literatura norteamericana, caracterizado por su tratamiento de los problemas sociales y por su exploración de la cultura del Sur de los Estados Unidos.

A pesar de que Truman Capote realizó obras de enorme repercusión mediática como "Desayuno con Diamantes" (adaptada a la gran pantalla por Blake Edwards en 1961), sería el Gótico sureño el estilo que más influiría en su obra, de la misma forma que también lo hizo en otros autores/as destacados del género como Flannery O´Connor, Tennessee Williams o la archiconocida Nelle Harper Lee (autora de la novela Matar a un ruiseñor).

Pero de entre todas sus obras, "A Sangre Fría" (publicada en 1966) es sin duda la que se lleva la palma, una obra maestra que dio origen a un nuevo género literario, la llamada “Novela de No-Ficción” y de la que vamos a hablar a continuación.

La sinopsis de la novela es bastante sencilla: Noviembre de 1959. Cuatro miembros de una familia (la familia Clutter), son asesinados en su propia casa rural del pueblo de Holcomb (Kansas) por dos asaltantes, Richard Hickock y Perry Smith, dos antiguos exconvictos que, en la creencia de que los Clutter guardaban una importante suma de dinero en su propia casa, deciden tomarla al asalto (con la idea de quedarse con todo el dinero y empezar una nueva vida en México), provocando finalmente la muerte de todos los miembros de la familia. Más adelante se revela que la información acerca de la supuesta fortuna de los Clutter fue dada a Richard Hickock por un compañero de celda, Floyd Wells, el cual había trabajado para la familia con anterioridad.

Tras casi seis semanas después de que los asesinatos fuesen cometidos, Hickock y Smith son detenidos por la policía en el estado de Nevada, condenados a muerte por un tribunal de Kansas y ejecutados en 1965.

Como podemos ver, la trama de la novela no se caracteriza por aportar una historia realmente innovadora, ni tampoco por introducirnos a unos personajes extremadamente complejos que se espere, vayan a cambiar el curso de los acontecimientos. Quizá esto sea así porque la historia que Truman Capote nos expone en esta novela es completamente real, sin encontrar apenas elementos de ficción entre sus casi 370 páginas.

Fue un pequeño artículo publicado por el New York Times en 1959 el que atrajo la atención de Truman Capote acerca de los espantosos asesinatos acaecidos en el pueblo de Holcomb, lo cual le llevaría a realizar una profunda investigación durante todos los años que transcurrieron entre los asesinatos y la ejecución de los responsables (con los que Truman se entrevistó en varias ocasiones), dando origen a un nuevo tipo de novela realmente innovadora: la novela de No-Ficción.

A lo largo de la misma, su autor trata de exponernos los hechos tal y como ocurrieron, a veces desde el punto de vista de los asesinos, otras desde el punto de vista del propio narrador, asemejándose en algunas ocasiones a un cuaderno de bitácora en el que se apuntan los registros de la investigación. Por otro lado, los autores de los asesinatos no son representados como seres desprovistos de humanidad, sino que podemos observar rasgos de arrepentimiento en algunos puntos de la novela.

El fiel reflejo que Truman Capote realiza de las mentalidades de la sociedad sureña, así como de la psicología de los personajes (por no hablar de la forma en la que los acontecimientos son descritos por el autor), se unen a otros muchos elementos que hacen de esta novela una verdadera obra maestra, todo un ejemplo del movimiento conocido como “Nuevo Periodismo” y uno de los trabajos literarios más importantes del siglo XX.

4 comentarios:

antoine doinel dijo...

Gran libro, sí señor, me lo lei hace un par de años y desde entonces está entre mis predilectos. Un estilo periodístico muy fluido, pero de gran calidad, y una historia increiblemente real que te engancha desde el primer momento.
Por cierto la película de hace dos años (Capote), bastante conseguida, sobretodo el estridente Truman Capote que interpreta Philip Seymour Hoffman.

Anónimo dijo...

Hola. Acabo de terminarme esta misma tarde A sangre fría. Quizás por una casualidad de esas internet me ha traído hasta aquí. Qué buena recomendación. Impresionante el retrato de los caracteres de los asesinos y la radiografía que hace Capote de la América profunda: de la otra américa. Pero sobre todo de las conductas humanas.

Puedo recomendarte lgún libro. Me leí recientemente El retrato de Sophie Hoffman, una novedad literaria que está dando basntante que hablar... jeje. ¿Me la compro? O me quedo con Capote ya para siempre.

Un saludo, Dick&Perry.

Anónimo dijo...

Bueno, soy un cutre que lee en la fnac... me ha dejado un poco turbado y mira, necesito otro juicio sobre este libro, si debe o no engrosar mi pequeña biblioteca.
Dick&Perry

Diomedes dijo...

Hola Anónimo, bienvenido. Respecto a tu comentario acerca del libro de Luis Quiñones (que ya he tenido la oportunidad de poder leerle), debo decir que se trata de una obra muy válida y realmente bien estructurada, ofreciendo una visión más que correcta acerca de la época en la que está ambientada, con unos personajes igualmente bien diseñados. Además, el libro no tiene un número excesivo de páginas, solo las necesarias para poder desarrollar la historia que nos propone, por lo que su lectura no se hace tediosa. Respecto a si deberías o no comprártelo, yo creo que en eso no puedo opinar mucho jeje, aunque si de verdad quieres engrosar tu biblioteca con libros de calidad, esta es una buena oportunidad para hacerlo. Un saludo y gracias por escribir ;)