martes, 27 de mayo de 2008

La trágica muerte de uno de los nombres más grandes de la historia del cine


Hace poco menos de veinticuatro de horas que el mundo del cine ha vuelto a quedarse huérfano tras la desaparición de uno de sus más ilustres progenitores, uno de los nombres indiscutibles en lo que al desarrollo y el arte de la cinematografía se refiere: Sydney Pollack, uno de los realizadores más importantes e influyentes de los últimos cincuenta años, director de obras como la exitosa "Memorias de África" (Cinta con la que conseguiría dos Oscars de la Academia, uno de ellos al Mejor Director), la genial comedia "Tootsie" (protagonizada por Dustin Hoffman y Jessica Lange) o "Los tres días del Cóndor" (Con Robert Redford y Faye Dunaway), y fallecido en el día de ayer tras una larga lucha contra el cáncer a los 73 años. Durante las cuatro décadas que han comprendido su inestimable aportación al mundo del Cine, Sydney Pollack nos ha sorprendido y maravillado con algunas de las películas más importantes e ingeniosas de la segunda mitad del Siglo XX, al mismo que tiempo que sus colaboraciones con directores de la talla de Stanley Kubrick o Denis Sanders han sido igualmente importantes y destacables.

Lo mínimo que podemos hacer es dedicarle un pequeño homenaje a esta gran figura del panorama cinematográfico. Hasta siempre Señor Pollack.


1 comentario:

Nanduco dijo...

Sin duda una gran pérdida no solo para el cine, sino para el arte. Que gran director se ha ido, al menos nos queda el consuelo de seguir recordándole por sus películas, que ya forman parte no solo de la historia del cine, sino de la iconografía del siglo XX. Hasta siempre señor Pollack.